Hechizo anti-daños

luchadormx 0

Las agresiones energéticas que nos envían pueden ser neutralizadas de la siguiente manera: Durante tres semanas consecutivas finalice su baño derramando sobre su espalda una jarra de agua fría, en la que habrá disuelto tres cucharadas de sal marina.
Antes de dejar su casa, tome una pizca del mismo tipo de sal con su mano izquierda y arrójela hacia atrás, sobre su hombro izquierdo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *