Sueños

luchadormx 0

Los sueños pueden ejercer un efecto poderoso en nuestras vidas regulares, cuando estamos despiertos. Reflejan nuestros deseos y temores sobre el futuro e incluso nos ayudan a volver a recordar el pasado. Ya sea que quieras aprender a tener un sueño lúcido (es decir, tener el control activo y la consciencia de estar soñando mientras duermes) o solamente quieras aprender a tener sueños más agradables, existen muchas técnicas que puedes poner en práctica durante el día y antes de acostarte para que puedas soñar lo que quieras. Si quieres aprender a controlar tus sueños, ve los pasos para empezar.

Acuéstate más temprano. Un estudio realizado en 2011 para la publicación «Sleep and Biological Rythms» (sueño y ritmos biológicos) concluyó que los universitarios que se quedaban despiertos hasta más tarde tendían a tener más sueños desagradables a diferencia de aquellos que dormían más temprano. Si quieres tener sueños más agradables, entonces procura acostarte al menos 1 hora más temprano y observa si su impacto en tus sueños es positivo.

  • Según una explicación potencial para este descubrimiento, la hormona del estrés (cortisol) se libera temprano por la mañana, una hora en la que los que se desvelan tienden a estar en MOR (movimiento ocular rápido), soñando o dormidos.
Controla tu dieta. Las pesadillas pueden ser el resultado de una variedad de cosas, por ejemplo, por comer en la noche, consumir alcohol, cafeína o fumar cigarrillos. Si tienes pesadillas continuas, debes considerar la posibilidad de dejar estas sustancias y no comer de 2 a 3 horas antes de que te acuestes. Así tendrás tiempo para digerir tus alimentos y tendrás un sueño mucho más descansado.

  • Si tener sueños más profundos y agradables es algo que tomas en serio, entonces debes evitar tomar cafeína después del mediodía. Quizá tengas la necesidad de más energía, pero te será más difícil conciliar el sueño.
  • Aunque creas que una copa de vino antes de dormir ayuda a conciliar el sueño, en realidad hará que tengas un sueño más intranquilo. Si es más intranquilo y quieres Enfrenta el estrés. Con mucha frecuencia, los sueños negativos son un reflejo del estrés o de la ansiedad que experimentamos a diario. Trata de no darles muchas vueltas a los problemas mientras estás en la cama tratando de dormir. Mejor, tómate un momento para despejar tu mente y pensar en cosas positivas. Entre más centrado estés en tener una vida externa menos estresante, tu vida interior y tus sueños serán más apacibles.
    • Hacer ejercicio regularmente puede calmar tus niveles de estrés, hacer que tengas mejores sueños y que te quedes dormido más rápido. Pero no hagas ejercicio justo antes de dormir, sino podrías quedarte despierto más tiempo.

    Ten una rutina más relajada antes de irte a dormir. Es importante que te acostumbres a tener una rutina de relajación antes de conciliar el sueño, por ejemplo, puedes tomar una infusión o leer un libro, así tus sueños serán menos perturbadores. Busca lo que mejor te funcione a quedarte dormido y acata ese patrón. Procura eliminar todo pensamiento estresante o doloroso de tu mente mientras vas quedándote dormido.

    • Evita ver películas o programas violentos, aterradores o que te estresen antes de irte a dormir, ya que estos pueden darte pesadillas.
    • Si quieres un sueño más sosegado, apaga todos los estímulos visuales al menos 1/2 hora o 1 hora antes de irte a la cama. En otra palabras, apaga los celulares, la televisión, la computadora y todo aquello que te dificulte apagar tu mente y tener un sueño más descansado.
Pon rosas en tu habitación. Un grupo de científicos llevó a cabo un estudio del sueño en el que algunas mujeres fueron expuestas a la esencia de rosas por la noche durante 30 noches e informaron haber tenido sueños más placenteros de lo acostumbrado. Se cree que los aromas provocan emociones positivas, las cuales hacen que los sueños se vuelvan más placenteros.

  • También puedes utilizar aceites con esencia de rosas, cremas o velas. Solo asegúrate de apagar las velas antes de dormirte para evitar incendios.

Realiza pruebas de realidad. Las pruebas de realidad son verificaciones que puedes hacer, ya sea que estés soñando o estés despierto, que te ayudarán a diferenciar el mundo real del mundo de tus sueños. Realizar una prueba de realidad exitosamente mientras duermes puede ayudarte a tener un sueño lúcido, ya que tu sueño se volverá consciente de su estado. Intenta con las siguientes pruebas de realidad:

  • Intenta volar. Evidentemente, solo funcionará en un sueño.
  • Ve tu reflejo en un espejo. Si tu reflejo está distorsionado, borroso o no lo ves, entonces probablemente estés soñando.
  • Trata de leer un reloj. La imagen se ve borrosa en un sueño.
  • Enciende y apaga los interruptores de luz. Los interruptores no funcionan en los sueños. También observa si puedes apagar y encender las luces con tu mente. Si te es posible, sabrás que estás soñando.
  • Observa las palmas de tus manos. Revisa si se ven normales de cerca. Si estás soñando, podrías tener más o menos de 5 dedos.
  • Trata de utilizar un dispositivo electrónico. Las computadoras y los teléfonos no funcionan apropiadamente en los sueños.
  • Mírate en un espejo y ve si te ves diferente.
  • Observa si puedes “respirar” con tu boca y nariz cerradas. Si te es posible, sabrás que estás soñando.
  • Trata de poner un objeto como un lápiz a través de la palma de tu mano. Si estás soñando, el lápiz te traspasará inexplicablemente o flotará alrededor de tu mano. Si no estás soñando, te quedará una mancha de grafito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *